miércoles, 30 de septiembre de 2009

21 DÍAS SIN BEBER COCA-COLA

Hola , me llamo Iván y soy "cocacólico". No sé de cuando data esta afición/adicción a la Coca-Cola. Supongo que fue un proceso progresivo hasta el punto en el que me encuentro actualmente.
Digamos que es el punto de partida y el punto final de cada uno de mis días cotidianos.Me levanto de la cama , ducha de rigor y me preparo lo que llamo un "desayuno continental". O lo que es lo mismo voy a la cocina ,abro la nevera,cojo una lata de coca-cola, regreso a la habitación, saco un cigarro del paquete de Fortuna Light o Nobel, según el caso, abro la lata,le doy un sorbo, prendo un cigarro, primera calada y cuerpo y mente activados. Repito el proceso sorbo-calada mientras ojeo en el ordenador la prensa, el correo y páginas afines que nunca reagrupé en Favoritos. Hasta aquí la versión ideal. La otra variante consistiría en: me levanto ,"mierda, llego tarde a tal sitio";"joder,tengo el taxi en un vado y/o taller y tengo 5 minutos antes de que llamen a la grúa", ducha exprés,te vistes con lo primero que se cae de la percha, recogida de bártulos en pequeño bolsete masculino:llaves de casa, llaves de coche,gps, gafas, tabaco, mechero, la caja de monedas y por supuesto una lata de coca-cola que ya no cabe en dicho bolsete pero que intentas presionar al máximo quedando media lata fuera ,salgo de casa y bajo por las escaleras a toda leche.Cuando voy más o menos por el segundo piso la lata cae estrepitosamente rodando una cantidad de escalones suficiente como para que la deje sin abrir en el posalatas del coche en lo que hago un par de servicios (está claro que a esta última conclusión llegúe después de embadurnar media tapiceria del taxi alguna vez que otra).
Experimentalmente he comprobado que lo que aguanto currando sin parar es el tiempo en que me bebo la lata más una o dos horas, no más. (Una lata currando puede durarme tranquilamente unas tres horas). Los últimos sorbos calenturrios son ya un poco asquerosos, pero es cocacola coño! y se apura hasta la última gota haciendo esos ruiditos absorbentes.
Total que llego a casa a comer con una sed del copón con lo que lo primero que hago es... pues no, porque tengo enormes ganas de miccionar. Ya después sí, a la nevera a por la tercera lata del día. Me dura para la comida( bonita frase sin el me) y cigarro de sobremesa. Minisiesta y vuelta a currar acompañado de la cuarta lata del día. Quedada con amig@s en un bar y me tomo mi... primera,rica, sana y única cerveza. Para la cena caerá la quinta lata. Otra minisiesta y último ratillo de curro con la lata que hace los dos litros del día. Terminada la jornada, antes de ir a dormir echo un bocao, la séptima y un cigarro al amparo de internet o un buen libro. Momento de relax y paz interior del día.
Queda expuesto,tan extenso como necesario, el punto de partida para el pequeño gran reto que en las próximas tres semanas llevaré a cabo. Aquí iré contando regularmente su evolución.
PD-. He de decir que accidentalmente hoy ha sido mi primer día de "desintoxicación cocacólica" (pensaba empezar mañana) y aquí he estado escribiendo con una botella de 2 litros de agua del grifo (envase coca-cola, of course) y un puto zumo de piña. Va a ser duro.

7 comentarios:

rixar dijo...

Animo! yo hace 7 años que dejè la coca... cola
Y aunque las comidas ya no las disfruto igual, ahora soy màs feliz con menos...

Eduardo Laborda dijo...

yo creo que despues de estos días de sobriedad cocainómana,vas a volver a por la coca como una fiera atrapa su presa al vuelo.Como un amante desesperado regresa a su chica...yo también soy admirador secreto de la coca...para no morir en cuatro días, lo que hago es tratar de apreciar las virtudes de otras bebidas...aunque,lo confieso, no siempre es facil...
anyway, encantado de que reabras tu blog...me gusta leerte despues del lacasito... abrazos. Edu.

Pablo dijo...

Yo te propondría desintoxicarte a base de beber Coca-Cola Zero. Dicen que no engorda, pero como lleva igualmente gas, tendrás la barriga hinchada como la tenemos los "cocacolainómanos". Está tan mala que seguiras bebiendo Coca-Cola, pero en menos cantidad.

Otra cosa que tiene buena la Coca-Cola Zero es que, cuando pruebes una Coca-Cola normal, te sentirás en la gloria. Como debe ser un buen chute de heroína pakistaní para un consumidor de heroína de chabola.

También puedes irte a vivir a Nueva York. Allí la Coca-Cola es sosa y aburrida.

Incongruencias de la vida.

Un fuerte abrazo.

Pablo.

Anónimo dijo...

Ánimo campeón!!
Seguro que a estas alturas estás con el mono (sudoraciones, palidez cutánea, escalofríos,nervios " eso que tú nunca tienes"...). Difícil misión "tas cascao".....

PD: Esa imagen de Iván sorbiendo de lado esa lata de cocacola, no puede desaparecer!!!!!

Gesi

Besitos y abrazos

Anónimo dijo...

Ya era hora que volvieses a escribir, pensaba que ya lo habías abandonado...

Ahora me falta saber quien coñ- eres, porque no lo sé.

Saludos.

Maria dijo...

Se puede. Doy fe...

Taxi driver dijo...

Rixar: yo no creo que la deje pero no deja de tener mérito esos siete años.

Eduardo: símiles acertados.
sobre lo de no morir en cuatro días,hay opiniones que lejos de acortar la vida, la alarga
(depende de si te refieres al coca normal o a la de beber ;-)
Enlazo tema con lo del lacasito jeje

Pablo:coca-cola zero es un bluff.
símil de heroína delirante jeje

Jesi:acertaste con lo del mono...
y lo de beber de canto es ya una seña de identidad :-p

Jose:umm, creo que te vi esta noche. eres el 397? yo soy el 1654
saludos taxiales que diría simpulso

María: sin recaídas? Mi no creer jeje